miércoles, 21 de noviembre de 2007

Sueño al volante


Muchas personas no se dan cuenta cuándo se van a quedar dormidas. Cuando sienten un poco de sueño se dicen a sí mismas, “Yo puedo controlarlo”, porque quieren manejar. Pero es sumamente peligroso arriesgarse cuando lo que realmente necesitan es al menos una siesta corta.
Acá unas señales que te ayudan decidir que necesitás parar y descansar:
  1. Dificultad para enfocar la vista o mantener los ojos abiertos
  2. Problemas para mantener la cabeza erguida
  3. Bostezar repetidamente
  4. Desconcentración, pensamientos incoherentes o soñar despierto
  5. Sentirte inquieto o irritable
  6. Problemas para recordar las últimos kilómetros manejados
  7. Pasarte de la línea del borde del camino
  8. Circular muy cerca del auto que va delante tuyo
  9. Pasarte las señales de tráfico o salidas de la carretera
Para evitarlo;
  • Descansá bien antes de salir de viaje. Los estimulantes como el café no evitan los microsueños: sueños de solo 4 o 5 segundos.
  • Hacé paradas cada dos horas para estirar el cuerpo. Después de cuatro horas al volante el conductor tarda el doble en reaccionar ante un imprevisto.
  • De día, usá anteojos de sol - No tomes alcohol ni drogas por que como son depresores del sistema nervioso, producen somnolencia.
  • Viajá de día o, al menos, evitá desplazamientos entre las 2 y las 6 de la madrugada y la 1 y las 4 de la tarde, en los que el cuerpo se relaja y el riesgo de accidentes se multiplica.
  • Sustituí alimentos grasos y pesados por alimentos ricos en proteínas y vitaminas.
  • Tomá mucha agua, porque la deshidratación produce fatiga muscular y somnolencia.
  • Comé chicles y caramelos, despiertan los sentidos y contribuyen a mejorar las capacidades de atención y percepción.
  • Ventilá a menudo el auto y mantené una buena temperatura en su interior.
  • Hablá con los acompañantes, no pongas música relajante, turnate con alguno para manejar.
Si tenes sueño al manejar, reconocé que estás en peligro de quedarte dormido en el volante.
  1. Deje de manejar.
  2. Buscá un lugar seguro para parar y descansar o pasar la noche.
  3. Salí del tráfico y dirijite a una área iluminada (si es de noche) y tomá una siesta breve: 15 a 20 minutos es lo mejor.
  4. Tomá café u otro tipo de bebidas con cafeína, para aumentar la agilidad mental a corto plazo. (La cafeína demora unos 30 minutos en entrar a la corriente sanguínea). La cafeína también se encuentra en bebidas gaseosas y chicles. La cafeína y la siesta otorgan beneficios a corto plazo.

4 comentarios:

Alvaro Agustin dijo...

Yo no manejo.

En el estado de vigilia, cada 90 minutos existe una caida en el estado de alerta...la famosa modorra. En japon ya esta estudiado y aplican los beneficios del sueño REM (cierran los ojos 15 minutos y descansan) para los oficinistas.

Hay drogas que estimulan el SNC...

Ma®ía Pastora dijo...

¡Excelente blog y exceentes consejos! Realmente uno no se da cuenta cuando se duerme al volante... te lo dice alguien que está viva gracias a la Providencia porque me dormí y me llevé por delante un semáforo y un poste de luz el año 2000... ¡glup!

¡Saludos y gracias!

gsNicolas dijo...

Qué lujo! Tenés al Macaya Marquez de los comentarios sobre medicina y afines. Yo no puedo ni pronunciar la expresión "torrente sanguíneo" sin que me empiecen a zumbar los oídos.

Buena Doctor! Estoy en sus manos!

Alvaro Agustin dijo...

Niki, pido el televin?